Xochimilco: La macrofiesta flotante

Estándar

Hace un par de sábados fui a Xochimilco, una delegación al sur del DF muy conocida por sus canales y sus trajineras, unas barcas que en su origen eran utilizadas para el transporte de mercancías y personas.

xochimilcoold

Esto fue hasta principios del siglo XX, cuando la desecación de los lagos de la capital terminó cortando la conexión de esta vía fluvial con otros puntos de la urbe.

Pero las trajineras no pasaron al olvido y en esas mismas fechas empezaron a explotar su potencial turístico, construyendo embarcaderos alrededor de los canales.

En 1987 la zona fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad. (Un galardón que ha peligrado en más de una ocasión por la sobreexplotación del paraje).

Más allá de la historia; ¿Qué es hoy Xochimilco? Pues una macrofiesta flotante con tintes ‘chonis’, alcohol y música asegurada.

Vamos, un imperdible si andas por México DF.

Mi primera vez fue a finales de febrero, y debo reconocer que superó mis expectativas por su grado de surrealismo.

Quedamos en el embarcadero de Nativitas y el ambiente festivo del parking  ya apuntaba maneras.

xochimilco2

Entre un grupo nos rentamos una barquita por horas y un trajinero (el conductor) y nos lanzamos a los canales con bebida, comida y una bocina (altavoz).

xochimilco3 xochimilco4

Al principio todo normal; fotos de grupo, mariachis que te ofrecen rolas (canciones), vendedores ambulantes de souvenirs, comida, bebida y familias y grupos paseando tranquilos pero alegres.

xochimilco5 xochimilco6

xochimilco8 xochimilco7 xochimilco9

Pero esto sólo duró en lo que había sol. Y a medida que oscurecía Xochimilco empezó a colapsarse; de trajineras, de olores, de bebidas y de desparrame.

Y sí, aunque parezca una exageración el común denominador cuando se hizo de noche -en realidad pasaron tres horas y no eran más que las siete de la tarde- era tomarse aquello como una súper fiesta al aire libre.

xochimilco10 xochimilco11

Y allí puede pasar de todo. Gente que salta a tu trajinera o tú que vas a la de otros para hacer la gracia y terminar con nuevos amigos. Como los de la foto.

xochimilco12

Pasaron más cosas como que nuestro trajinero se cayó al agua. (“Pobre lobito”, dijo una señora que hacía tacos apelando la juventud del muchacho y su poca pericia) o como que cada vez que ibas al baño tenías miedo de equivocarte de embarcación.

Para mí, lo más impresionante fue el jolgorio que se gestaba en cada barquita y en su conjunto y cómo la mezcla de componentes –alcohol, tambaleo y música- iba acrecentando el nivel de la macrofiesta.

En tres horas sentí que había ido y regresado de una discoteca y un after.

Y llegamos a casa contentos, alegres y temprano. Listos para aprovechar el siguiente día.

xochimilco13

Vamos, que habrá que repetir.

¡Feliz lunes, amigos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s