San Salvador: Una visa y un cumpleaños un tanto solitario

Estándar

Hace un mes que me concedieron el permiso de trabajo y residencia en México. Alegría, mucha alegría, y un viaje al Salvador para hacer los últimos trámites.

Para los que no hayan pasado el periplo migratorio en Mèxico: Hace un par de años el país cambió la modalidad para legalizarte y trabajar. Ya no puedes hacerlo desde dentro del territorio, sino que una vez tienes hechos gran parte del proceso, debes salir a una embajada mexicana en el extranjero –de preferencia, en tu país- y pasar una entrevista consular.

Es un trámite engorroso, pues mucha gente, como yo, llega al país buscando oportunidades y mezclándolas con el turismo, por lo que tener que salir cuando una empresa quiere contratarte supone una barrera a franquear considerable. A algunas empresas tanta parafernalia les echa para atrás. Aunque de poder, se puede.

 

A mí me tocó ir al Salvador. Bueno, no me tocó, pero de todas las embajadas que llamé cercanas a México –algunas jamás me respondieron- ésta fue la que me aseguró que la resolución saldría en el mismo día. Era elegir entre las oficinas del Salvador u Honduras, por ser las más rápidas, y en una lista de ciudades peligrosas, resultó que San Salvador era un poquitito mejor. Y para allá me fui.

 

Entre nervios y embajadas, descubrí una ciudad, San Salvador, caótica y repleta de vida.

El mercado en el núcleo histórico de la ciudad es de lo más salvaje que he visto en mis viajes. Carretillas con frutas y verduras y comerciantes vendiéndolo todo a ‘cora’ (a cuarto de dólar) mientras se pasean por las calles, inundadas de restos.

IMG_7705 sansalvador13 sansalvador14 sansalvadorhighcut3

sansalvador6low

 

Los autobuses, viejos y oxidados, sueltan un humo más negro que el de una central de carbón y, a pasos de viejito, transitan como pueden por una ciudad invadida por los vendedores ambulantes.

sansalvador11 sansalvador2low

El centro es un caos generalizado donde cada esquina es negocio y donde encuentras antes unos tejanos falsificados que un bar tranquilo donde tomarte un café.

Y entre todo este batiburrillo de cosas, policías armados –con rifles grandes, no pistolitas- y gente, mucha gente y muy simpática.

 

Los salvadoreños cubren (o descubren) su pobreza con simpatía, y se definen como combativos: “Así es el salvadoreño, siempre luchando. No descansa”, me dijo mi amigo Miguel, con quien coincidí en la embajada y en el bus, un tipo generoso a rabiar y deseoso de obtener una visa de turista para poder asistir en México a una congregación religiosa.

A él no se la concedieron y a mí sí, fui un blanco con privilegios en un país diminuto del que sólo se conoce lo peor. Me sentí mal, y eso que hace tiempo que descubrí que el lema “Todos somos iguales” es pura hipocresía.

 

Con mi visa en las manos, pasé mi segundo y último día completa visitando los sitios emblemáticos de la ciudad. Visité el monumento al Salvador del Mundo, y el jardín botánico. Vi iguanas y me empapé de este bochorno tropical que a mí, extrañamente, me encanta.

IMG_7733

Era mi cumpleaños, y celebré mis 28 solo. Llamé a mi familia por skype y me compré un trocito de pastel al que no puse ni vela. Los que me conocen saben que, después del día de “Fer Cagar el Tió”, el cumple es lo segundo más importante del año.

“Pero son gajes del inmigrante”, pensé. Orgulloso de lograr ‘papeles’ en tres meses.

Me puse tontorrón y me autofelicité con hojas de bambú.

sansalvador18low

 

 

De San Salvador me llevo, además de un visado y un puñado de recuerdos, un cierto ‘deja vu’. Pues salvando distancias y kilómetros, me recuerda al Ecuador que viví en 2011, lleno de gente amable y abierta en un entorno repleto de diferencias sociales y un miedo a la inseguridad presente en cada guardia de seguridad patrullado en cualquier edificio.

 

¡Feliz viernes!

 

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s