Pirámides de Teotihuacan: Por fin algo de turismo… de masas

Estándar

SECCIÓN: POR EL MUNDO

Tras casi un mes en México DF apetecía, y mucho, salir de la ciudad. El DF es increíble pero te atrapa sobremanera. Creo que es fácil olvidarte de que hay otros paisajes sabiéndote rodeado de tantas cuadras y cuadras de hormigón y asfalto.

Así que pusimos rumbo a las pirámides de Teotihuacan, un clásico turístico mexicano. El conjunto conforma una de las ruinas más importantes de Mesoamérica y fue el centro de la cultura teotihuacana, que vivió su esplendor entre el siglo I a.C y el siglo X d.C.

Las ruinas son apabullantes y las pirámides quitan el hipo, pero elegimos un muy mal día para visitarlas. Entre el bochorno y los millares de personas que nos rodeaban, la visita estuvo a medio camino entre la alegría, el suplicio y la revelación divina por insolación.

Las pirámides –del Sol y de la Luna- son del todo imponentes. Y el resto de ruinas, aunque por momentos cuesta imaginarte qué era cada cosa, tampoco decepcionan. Quizás lo más llamativo es la enorme extensión de terreno que ocupa este complejo que en su época gloriosa fue habitado por casi cien mil personas.

piramides5low piramides9low piramides1low

Lo más sorprendente es quizá la altitud de las mismas, la del Sol supera los 60 metros, y para llegar arriba tienes que trepar unos enormes escalones que dejarían sin aliento a un triatleta.

piramides3low

El problema no fue por el monumento en sí -que es espectacular- sino por el elevado número de visitantes que pululaban por las instalaciones. La elección en todo caso fue error mío, que decidí visitar las pirámides un lunes festivo… cuando podría haber ido cualquier otro día porque estoy sin trabajo.

Pero os aseguro que el número de gente superó mis expectativas y el récord de turismo de masas que viví en Halong Bay (Vietnam) el 1 de Mayo pasado. A modo sociológico, podría decir que es curioso ver como las clases medias nos entretenemos en nuestros ratos libres de formas similares y cómo el fenómeno del ‘dominguero’ existe aquí y allá. Creo que las fotos, que va bien servidas de smartphone, turistas en plan místico y colas, hablan por sí solas:

piramides6low

Ese fue nuestro primer viajecito y nuestra primera lección: Evita los puentes para irte de excursión.

Por suerte, entre tanto sol, barullo y magnificencia arquitectónica, siempre quedan momentos para los detalles, como el de este pájaro ajeno a todo reposando sobre una milenaria piedra.

piramides13low

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s