Descubriendo el banco menos ladrón… cuando viajas

Estándar

Estos días ando bastante ajetreado. Como algunos sabréis, estamos preparando nuestra escapada a México, donde viajamos el 20 de febrero… y hasta que dure.

Como siempre que se deja el país, hay que arreglar un montonazo de cositas: compra de billetes, darte de baja de varios servicios como el móvil, buscar un seguro de viaje que sea bueno-bonito-barato y buscar un banco que no se pase con las comisiones en el extranjero.

Después de varios días de llamadas a varias entidades bancarias espero haber dado en el clavo: Evo Bank. Evo ofrece un par de cuentas que, si cumplen lo que dicen, están muy bien tanto para viajeros como para no viajeros. La Cuenta Joven y la Cuenta Inteligente. La cuenta joven, que es la que he contratado yo, no te cobra comisiones de mantenimiento, administración o descubierto. Además, ofrece transferencias nacionales y una tarjeta de débito gratuita. Y para los viajeros, puedes sacar dinero 4 veces al mes en cualquier lugar del mundo sin que ellos te cobren comisión. Eso sí, hay que tener en cuenta que el banco del país en que te encuentres puede cobrarte su propia comisión, es el llamado surcharge fee. A partir de la 5ª extracción de dinero al mes, te cobran un euro

Triodos hubiese sido mi opción favorita, porque hace mucho que debería haberme hecho de la banca ética, pero no ofrecía estas prestaciones.

Evo era una filial de Novagalicia Banco hasta este pasado diciembre, y ahora forma parte de una entidad de inversión estadounidense llamada Apollo. Ya os contaré como me funciona una vez cruce el charco, pero por lo que me han comentado otros amigos viajeros, pinta bastante bien.

Sin embargo, estos días procurando buscar un banco que ofreciera este servicio me he encontrado con varias sorpresas. Primero, que algunos bancos como Mediolanum, ING o la Caja de Arquitectos ofrecen servicios similares en los que no te cobran nada si sacas dinero del extranjero, pero siempre que tengas una nómina domiciliada en la entidad. Esto supone un grave problema para viajeros como nosotros, porque si viajamos, obviamente, no podemos domiciliar nóminas o recibos. ¡Ya me gustaría a mí que me pagaran para viajar! Pero aun no me ha llegado el momento.

Otra opción es el de las remesas. El año en que viví en Ecuador y cobraba una beca de un banco español (en aquel momento era una caja), era La Caixa quien me mandaba una remesa periódicamente. La Caixa, como tantos otros bancos, estableció este servicio para facilitar que los migrantes mandaran dinero a su país. En el caso de esta entidad cobraba unos 5€ por servicio, mandaras la cantidad que mandaras, y el tipo de cambio era bueno. Pero La Caixa no tiene ningún convenio con bancos mexicanos, así que pregunté al BBVA.

Ahí fue cuando me horroricé más. El BBVA tiene un plan “estupendo” para mandar remesas a otro país. Sólo tienes que pagar 2-3 euros para que te hagan el servicio, que se llama DINERO EXPRESS, pero más vale que te fijes en el tipo de cambio que ofrecen. Por ejemplo, en el mercado de valores de hoy, por 1 euro te dan 1,37 dólares. ¿Pero cuánto te ofrece el BBVA? ¡Pues 1,21! Esto significa que por cada 1.000 euros, en lugar de recibir 1370 dólares, recibirías 1210 dólares. Es decir, te ofrecen un servicio de 2 euros pero por el camino pierdes 160 dólares (nada menos que 117 euros). Podéis comprobarlo vosotros mismos en su simulador de remesas (que curiosamente, tras varias operaciones, ahora no me funciona). https://www.bbva.es/productos/form/remesas.jsp

Con todo, intentar descubrir cuál es el banco menos malo me ha hecho recordar mis peleas con varias entidades para que no me cobraran comisiones o me metieran en planes que no había pedido. Luchas que casi siempre perdí, y terminé, por ejemplo, con tarjetas de crédito que no quería ni sabía por qué servían. Yo es que soy muy influenciable. La última la tuve con la nómina multiestrella de La Caixa. A la semana de llegar de Nueva Zelanda me llamaron y me la ofrecieron. ¿Cómo sabían que había vuelto? ¿Y que tenía trabajo? ¿Estarán compinchados con la Seguridad Social?

Casi casi me venden una Nómina Multiestrella – y es que si domiciliaba la nómina me ofrecían unos altavoces sin hilo siempre que mantuviera la cuenta no sé cuánto tiempo abierta – pero al final me resistí. Básicamente pensé: “Les estoy diciendo que tengo contrato a media jornada durante cuatro meses y me quieren vender ese producto… ¿por qué?”.

Aunque no tenía tanto que ver con lo mío, me imaginé a los miles de personas que contrataron preferentes o hipotecas tóxicas con una letra pequeña abusiva e incomprensible para la mayoría. Todos sabemos cómo terminó la historia.

No quería acabar esta entrada sin hablar del bancoq ue tantos amigos míos consideran como el mejor de todos, el de los parques.

Imagen

Anuncios

Acerca de Triple P

Periodista, camarero, viajero y vividor. Soy el típico Triple P, alguien preparado, parado y puteado. Un especie que abunda en España. Tras unos meses dando tumbos por el mundo ahora regreso a la ciudad condal. Dicen que segundas partes nunca fueron buenas. Pero yo estoy seguro que nada puede ir a peor. :D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s