Festival de Cine Fantástico de Sitges: A gritarle al mal tiempo

Estándar

Ayer me fui al Festival de Cine Fantástico de Sitges. Los que me conocen saben que me encantan las películas de miedo desde pequeñito, cuando reunía a mis compañeros de clase en casa para ver Scream 1 & 2.

Pero hacía años que no pisaba este festival, que me atrevo a decir que es de los más divertidos del mundo mundial. El nivel de fanatismo por el grito y la sangre se palpa en cada butaca, y el público es entregado y algo más canalla de lo habitual en estos certámenes.

Imagen

Antes de coger el tren, sin embargo, tocó otra despedida. En este caso era de Berta, una amiga que se va para México completamente a la aventura. No tiene billete de regreso y va sin una ruta fija: puede que vuelva en unos meses, puede que se quede para siempre al otro lado del charco. Berta, trabajadora social, se quedó sin trabajo de un día para otro. Un despido fulminante e inesperado que le sirvió de empujón para tomar esta decisión.

Vicenç y yo le invitamos a un brunch – un Bruch nada inglés, hay que decirlo, con bien de embutidos catalanes – y le regalamos una moleskine para que no se olvide de ninguna de las peripecias.

Ella alucinó con el regalo, y se fue fundiéndose en abrazos. Otro parado menos, otro expatriado más, dirán las estadísticas.

Imagen

Imagen

Total, que con el corazón algo sensiblón, nos dirigimos para Sitges. “Hay que gritarle al mal tiempo”, pensé. Qué más da si pierdes el trabajo o emigras por la desidia que te da esta sociedad tan mal montada… ayer TOCABA TERROR.

Quedamos con mi gran amigo Diego, aficionado al género también, y llegamos al pueblo.

Vimos dos películas, “Europa Report”, del ecuatoriano Sebastián Cordero y “Open Grave”, una producción americana del español Gonzalo López Gallego.

De la primera, contar que es un thriller espacial con un desarrollo algo lento, pero con un final entretenido y un mensaje que me gustó.

‘Open Grave’ tiene bastante más ritmo, y si bien no da casi miedo, contiene bastante de lo que cabe esperar en Sitges; Hay sangre a chorros, muertos y momentos tensos.

Imagen

Imagen

Las películas estuvieron bien, pero la verdad es que el Festival me sirvió más que nada para desconectar. No ha sido una semana fácil, ya os contaré el porqué. Y el miedo, a través de una pantalla de cine, siempre ayuda a quitarte malos rollos.

Además, tuvimos tiempo para echarle un ojo al cementerio, e incluso hacernos fotos en la alfombra roja. Sí, muy en plan ‘wannabe’, pero con mucho arte.

sitges2

Imagen

Imagen

Si tuviera tiempo y dinero, sobre todo lo segundo, me pegaría una semana entera en el Festival de cine de Sitges.

Este año me conformo con un día de certamen en muy buena compañía.

El buen tiempo, ya llegará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s