Antes y Después de Mr Barber. Adiós al Ewok que llevaba en la cabeza

Estándar

Antes de empezar el viaje decidí hacerme una fotografía tipo carnet para compararla después de dos meses y medio de viaje mochilero. Por curiosidad, quería saber si se me reflejaría en la cara las largas horas de carretera o trekking, mochila y autostop. Y las enriquecedoras experiencias que esperaba vivir.

Éste era yo antes de salir de viaje. (La marca en la frente era porque me acababa de poner unas gafas de buceo para hacer el payaso en este post🙂

Imagen

A medio viaje hice algo muy ‘cliché’ pero muy práctico. Decidí no cortarme el pelo hasta que llegara a Auckland, donde me esperaba la famosa peluquería Mr. Barber, donde te rapan gratis estudiantes a barbero.

Los días fueron pasando… y una mata de pelo que no llevaba desde los catorce años, se iba apoderando de mi cabeza.

Algunos me compararon con un entrañable Lori. Por los ojos y los pelos, me dijeron…

Imagen

Yo al verme en el espejo me acordé de la pandilla de los Ewoks, a los que adoraba de pequeño. ¡Por fin era uno de ellos!

Imagen

En fin, opinad vosotros mismos….

Imagen

Pues sí, de esa guisa llegué a Auckland. Y la verdad es que llevar barbota y desaliñada no es muy cómodo.

Así que estaba loco por ir a Mr. Barber, donde te cortan el pelo aprendices a peluquero.

Imagen

Gratuítamente, esto es muy importante. Básicamente porque de otra forma no te haría tanta gracia que tarden tres veces más de lo normal, se equivoquen en las medidas que utilizan cuando te pasan la maquinilla, te echen los pelos en los ojos sin querer y por momentos tengas a 5 personas analizando tu cabeza y el siguiente movimiento.

A mí me parece muy divertido.

Imagen

Y así, con una pandilla de peluqueros acneícos y  de barrio haciendo apuestas sobre como terminaría mi cabeza… logré quitarme de encima taaaaanto pelo.

En primer lugar me quedé un poquito en ‘shock’. Pero luego ya me reconocí.

La verdad es que mi miniexperimento no ha dado grandes frutos. Pensaba que me encontraría con la mirada de un hombre sabio y lleno de razón. Con arrugas colmadas de experiencia. Cultivado tras tanto viaje.

Pero ahí sigo, con mi misma cara. ¿O eso creo yo?

Imagen

Solo me queda esperar que el aprendizaje…vaya por dentro. 🙂

Anuncios

»

    • andresito!! haha, pero era un tanto incómodo eh. de eso de comerte una sopa y terminar hecho un asquito.

      Me mandaste un mensaje super chulo, lo vi. Te responderé muuuuy prontito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s