Carlo: Juventud arrolladora

Estándar

Hoy le dedico mi post a Carlo. El joven holandés de padre italiano que me recogió a las afueras de Nelson. Lo que tenia que ser un viaje de unas horas, se termino convirtiendo en cuatro días juntos en la carretera. Nos hicimos colegas, y le cogí un enorme cariño.

Carlo, con veinte años recién cumplidos y una barba tupida que no se cortaba desde que empezó a viajar para celebrar que habia terminado el instituto. Primero fue a la  India, durante cuatro meses y ahora viajaba por  Nueva Zelanda, por tres mas.

Imagen

De el me sorprendió su madurez y su iniciativa. La juventud viene pisando fuerte. Pues jamas habría pensado que era tan joven, con la seguridad que manejaba el volante y tomaba decisiones. Por momentos me sentí su hermano pequeño… que vergüenza! Su post adolescencia solo se le nota al reír, cuando saca este ninyo que lleva dentro.
Imagen
Conversar con el fue muy entretenido. Sus historietas en India plagadas de anécdotas y su afán de preguntar, propias de un periodista vocacional. No sabia que quería hacer en la  vida, pero estoy convencido que le va a ir bien.

Este chaval estaba hecho de otra pasta. Y quizás por ello, y por el hecho que por unos días no tuve que preocuparme de buscar cobijo cada noche, me deje llevar por la aventura tranquilamente. Compartimos excursiones por cascadas y ríos (el, siempre dispuesto a echarse un baño en las gélidas aguas neozelandesas), y nos echamos alguna que otra risa.

Imagen

Para festejar su cumple, que había sido el día anterior a conocernos, le  regale una botella de vino. Y nos bailamos una de Elvis Presley. Uno de los poco albumes que tenia en la furgoneta, y que escuchamos en bucle.

Nos despedimos en un campo de cricket, después de un buen desayuno con huevos y bacon. El se quedaba en casa de unos conocidos, yo seguía mi ruta hacia Christchurch.

Te deseo lo mejor amigo!

Imagen

pd. Again, perdonad la falta de algunos acentos que el corrector no detecta como error.

Anuncios

»

  1. Com ja et vaig posar un dia, no et conec, però em sembla preciós el viatge que estàs fent i em meravella la gent amb qui t’estàs creuant. Segueix així i disfruta-ho molt. 😉

  2. Pingback: Un autostopista afortunado: Personas y personajillos que me recogieron en la carretera. | Un Triple P en Nueva Zelanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s