Rosy: Cuando la vida no es un camino de rosas

Estándar

Antes de retomar mi ruta autostopista hacia Napier, quiero dedicarle mi post de hoy a Rosy, la primera persona que me recogio de la carretera, y ademas me invito a dormir en su casa durante mi estancia en Rotorua.

Una mujer luchadora, atrevida, con un pasado claroscuro y muy inspiradora.

(Otra vez no tengo acentos, perdon)

Roseene, Rosy, me recogio nada mas levantar el pulgar. Era mi primer viaje en autostop y estaba ligeramente nervioso. Se parara alguien, no se parara?

Ibamos para Rotorua, y no paramos de hablar en todo el viaje. A cierto punto, me invito a dormir a su casa. “Nunca lo he hecho, pero mi hermano mayor lo hacia muy a menudo eso de acoger a turistas. Tiene amigos por todas partes”, me explico.

Acepte la propuesta encantado. La alternativa era buscar un lugar donde poner la tienda de campa(ny)a.

De Rosy aprendi mucho. Una mujer valiente y con un pasado algo oscuro marcado por la muerte de su esposo cuando tenia 20 a(ny)os y estaba embarazada de su primer hijo, Ben, que con 16 anyos ya no vive con ella.

Sus ojos son prueba de ello. De todo el dolor, de toda la busqueda. De toda la lucha.

Ademas, Rosy hoy cria sola a Timi, de cuatro a(ny)os y fruto de una relacion fugaz. El padre siempre se ha desentendido.

Imagen

Cuida de Timi con amor y rencor, todo a la vez. Sus ojos le recuerdan al hombre que la abandono. me dijo.

Viven en un barrio humilde, en una casa sencilla pero preciosa. Con un arbol grandioso, un huerto y una cama elastica.

Imagen

Se entretiene cultivando, y ahorra. Juega con Timi hasta que le fallan las fuerzas, busca un trabajo estable.

Rosy a veces se siente sola, muy sola. Como tantos otros en estos dias.

“Me gustara tenir una companyia adulta con quien poder hablar” me confeso. Y vaya si hablamos, o hablo ella. Capaz de saltar de la poltica al horoscopo chino en segundos, Si cabeza era un dibujo de su alma, un autentico revoltijo.Y tan lucida como compleja.

Me toco el piano, aunque apenas se acordaba, mientras sus pies seguian el ritmo del “Lift me up” de Moby en remix que sonaba en el comedor, y Timi bailaba.ImagenImagen

Con Rosy me meti de lleno en una casa ajena. Y durante dos dias fui parte de aquella pequenya familia de Collie Drive.

Fue bonito y extraño.

Nunca lo olvidare. Y nunca los olvidare.

Gracias

Imagen

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: Un autostopista afortunado: Personas y personajillos que me recogieron en la carretera. | Un Triple P en Nueva Zelanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s